Alineación

Alineación

Para mejorar el desempeño promedio y se extienda la vida de la llanta bajo diversas condiciones de manejo y velocidad, es muy importante que las llantas estén debidamente alineadas junto con el vehículo. Una pobre o inadecuada alineación ocurre cuando la suspensión y los sistemas de la dirección estén mal ajustados.

Diversos factores pueden estar involucrados con la pobre alineación. Tome en cuenta en que los clientes tienden a reemplazar las llantas antes de corregir el verdadero problema- la alineación. Esto puede resultar en un cliente insatisfecho que cambie de una marca de llantas a otra obteniendo el mismo resultado y eventualmente comprará llantas nuevas a otro lugar.

Para la mayoría de los vehículos, la pobre alineación resulta en un desgaste excesivo y/o disparejo. La inadecuada alineación puede reducir la vida útil de la llanta en 70% o más.

Alineación Inadecuada y Correcta

La pobre o inadecuada alineación generalmente resulta en una variedad de dibujos de desgaste anormal que son “legibles”. Estas claves generalmente señalan hacia una o más fuentes del problema que pueden ser medidas y corregidas. Pero, antes de tomar alguna de las medidas de alineación, revise lo siguiente:

  • Presión adecuada en cada una de las llantas: La presión sobre o bajo los niveles recomendados afectarán algunas de las medidas de la alineación.
  • La altura del chasis al suelo: es la distancia entre el chasis del vehículo y el piso. Porque todas las especificaciones de alineación están relacionadas entre diferentes componentes de la suspensión, la altura se convierte en un punto de referencia para todas las medidas de la alineación. Además, una adecuada alineación no es posible si la altura es mayor o menor que las especificaciones de fábrica.
Soporte